miércoles 20 de junio del 2018
Dolar $637,35 | Euro $740,50 | Uf $27.128,95 | Utm $47.538,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Cultura 24-02-2018
Sobre el cerro Quiñe, lo que representa y más, se conversó en el encuentro “Misterios Sin resolver” realizado en la Biblioteca de Linares
Nuestro enigmático cerro Quiñe, solitario junto a la ribera sur del río Achibueno, constituye un Santuario en el conocimiento de la evolución de la vida en nuestra provincia y el Cosmos. Por esos ámbitos transitaron el Dr. José Retamal y el poeta Moisés Castillo, en el conversatorio sobre “Misterios sin resolver”; que se realizó en la Biblioteca Pública de Linares este jueves recién pasado.
A través de diapositivas del sector, por parte del Dr. Retamal, sirvieron para entender la visión del tema que convocó a un numeroso grupo de personas en saber más de todo lo que se comenta alrededor del cerro Quiñe; del mismo modo, el poeta Castillo, con sus experiencias y visitas personales al sector precordillerano, matizaron una sesión de información e intercambio de opiniones, valiosas en todo sentido, “no para creer sino para comprender” lo que allí sucede, en palabras del poeta y enamorado del tema.
“La saturación de petroglifos sobre la superficie de las rocas del cerro, da cuenta de la intercomunicación entre la vida material o encarnada en seres humanos, y la vida descarnada o espiritual de esos mismos seres”, es una de las afirmaciones que se dijo en el conversatorio, dando pie a un intercambio de opiniones de los asistentes, que estuvieron presentes.
“Sobre la llana cumbre del cerro Quiñe, se realizaban un sin fin de ceremonias y rituales que buscaban el contacto con las entidades espirituales de antepasados trascendidos, dentro de la cosmovisión y cultura libertaria del pueblo Mapuche”, otra de las afirmaciones que entregó el poeta a los exponentes. Lo hizo apoyado de figuras de los petroglifos del lugar y algunos coloridos tejidos que los representaban.
El cerro Quiñe constituye un lugar sagrado, ya que ha sido y es, desde el comienzo de los tiempos, un importante portal magnético interdimensional. Las sociedades precolombinas progresaron mediante el contacto con entidades espirituales de otras dimensiones; es por ello, señaló el poeta Castillo, que “propongo proteger -con urgencia- el cerro Quiñe, no vaya a ser que a algún iluminado emprendedor se le ocurra convertirlo en ladrillos”.
Prensa El Heraldo | Imprimir | 468
Publicidad 13
Publicidad 15