viernes 28 de enero del 2022
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 08-12-2021
SOMOS REDENCIÓN EN EL TIEMPO FUTURO



Después de mañana nada es igual. Habitamos un universo ilimitado, plagado de incógnitas, lleno de infinitas posibilidades, una realidad que a veces nos confunde, dominando variables inestables, propios retazos de existencia que aguardan el porvenir cuando cargamos a nuestras espaldas el pasado que siempre domina el hacer del aquí y ahora.
Es posible intervenir la realidad que nos conduce, somos piezas de un gran rompecabezas, que habitamos existencia en un cuerpo prestado, que es materia en transformación, viajeros por el horizonte más allá del cotidiano día a día, una porción de tiempo que no se detiene en su paso constante; somos la posibilidad de redención en el tiempo futuro más allá de la realidad contingente.
Seamos conscientes de las infinitas oportunidades dadas al ser humano en su paso contingente por la realidad, somos una especie que se construye al alero de la inmortalidad, en la trascendencia más allá de esta galaxia escondida en infinitos universos que se replican. Damos de sí todo nuestro ser, jugamos a ser titiriteros en el gran circo de la esencia, allí donde las palabras se duermen sin encontrar el relativo significado.
Es posible acordar la paz y la quietud, resguardar a nuestros niños al amparo del cuidado, elegir armonía antes que ira desatada, aprender el lenguaje de la concordia, levantar las banderas del orgullo y la templanza. Jugamos a ser constructores de nuevos espacios para fomentar y sostener el equilibrio fundamental del todo y la totalidad.
Aguardamos, de mañana, los primeros rayos de sol, el agua se escabulle y riega los rincones, respiramos el aire dador de vida, somos espacio y tiempo, acuerdo y nostalgia, la posible opinión de certeza, un espacio posible de vida y el cobijo del más débil protegido por el todo.
Amanece en este lado del mundo en la aldea global. La noche pretende acurrucar a los pasajeros en un apartado inter-universal, es posible despertar alucinado por la gracia, dormitar ante la batalla desplegada en el espacio sutil de la ilusión; de seguro, mañana podremos transitar hacia lo desconocido, armados de suspiros y caricias, todo depende de nuestra posesión y deseo; el hombre se prepara para combatir la indolencia, la desidia y el abandono, no más agresión; no más olvido; aún es posible despertar la cordura, dominar la razón, el perdón y la comunión. Abrazar al desvalido, proteger a nuestros niños y escuchar la voz perfecta del universo en equilibrio. No habrá más sentido sino no somos capaces de construir una mejor sociedad para todos sin exclusión…


(Marcelo Sepúlveda, profesor de Retiro)
Freddy Mora | Imprimir | 203