jueves 18 de abril del 2019 | Santoral Vladimir
Dolar $663,98 | Euro $749,41 | Uf $27.602,45 | Utm $48.353,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 09-02-2019
Tertulia en Linares
Las tertulias, en nuestra historia, hablan de amistad, reunión, diálogo y diversión. Se dice que son de origen francés, aun cuando el viejo y erudito diccionario de Roque Barcia (Madrid, Tomo V, 1883) la define como “reunión voluntaria de hombres discretos, para discurrir en alguna materia”. Pero agrega que el origen se remonta a Tertuliano, padre de la Iglesia, nacido por el año 160 D.C. quien reunía a adeptos para hablar de temas religiosos. Pese a ello nunca fue canonizado.
En Chile, las tertulias fueron memorables durante la Colonia y en el siglo XX. Fernando Santiván, a quien conocimos en Valdivia, casi nonagenario, nos habló de las tertulias en la librería Nascimento, en calle San Antonio de Santiago, al mediodía de los viernes y sábado, donde Mariano Latorre, Luis Durand, Alone, Benjamín Subercaseaux y otros escritores del momento analizaban el instante literario. Oreste Plath las quiso reeditar en los años 80, pero llegaban escritores ya muy ancianos (Alone, Julio Silva Lazo o Dolores Pincheira) quienes, sordos y olvidadizos, poco podían aportarnos a quienes nos incorporamos a ellas. Debieron cerrarse para siempre
España conoció las célebres tertulias del café Pombo en Madrid, donde estuvimos en el 2002. Allí llegaban Antonio Machado, Gómez de la Serna, García Lorca, a menudo Neruda, y otros escritores de 1936. La guerra civil dispersó ese grupo.
En Linares hubo tertulias en la casa don Julio Chacón, llamado El Solar Linarense, hoy demolido por los años y fuera del recuerdo de muchos. Llegaban delegaciones a conmemorar aniversarios o a visitar Linares.
El Grupo Ancoa tuvo y mantuvo tertulias los sábados en el antiguo local de El Heraldo, Independencia con Freire. Allí vimos discusiones, celebraciones, “pelambres” y otras yerbas. Predominaban la voz siempre golpeante de Olmos y la culta y cuidada de Mesa Seco.
Pero hoy, muy lejos de lo que hemos nombrado, nos reunimos, a veces, esporádicamente, en tertulias, un grupo de afines: don René Recabarren y don Alfonso Astete han sido anfitriones. Visitantes, Manuel Quevedo y quien habla. En la última sesión (si puede llamarse así) estuvo mi joven y talentoso asistente Alexis Reyes Saavedra, quien, con su cámara, “inmortalizó” el momento aun cuando pienso que jamás una fotografía nos llevará a evitar la vida eterna. La esposa de don René, doña Teresa, siempre de acertadas intervenciones, hace los honores: aceitunas, queso fresco, palta finamente preparada, churrascos al sartén de tentador aroma, pan amasado. Más de alguien “saca el quite” a las delicias gastronómicas, pero termina atacando igual.
Se conversa de todo, Manuel Quevedo, escritor, director de la Biblioteca “Manuel Francisco Mesa Seco”, sale ese día de merecidas vacaciones. Su libro “Crónicas de Linares” está encima de un sillón. Lo ha traído don Alfonso Astete para una dedicatoria. La obra, elogiada por la Academia de la Historia, tuvo alta venta en Linares. Los temas de nuestro ayer, bien contados, son atracción permanente. Quevedo, revela que irá a pasar unos días con su sobrina y ahijada a quien profesa gran cariño. Se destaca su valiosa labor en estos meses frente a la biblioteca. Pero Manuel quiere “desconectarse” de un año intenso, donde el punto de partida fue la primera piedra de la nueva biblioteca, que le abre un gran campo a sus condiciones de escritor e investigador.
Hay un acuerdo tácito de ejercer la conversación en plenitud. Nadie está pendiente del celular ni del “mensaje de texto”. Tampoco de abordar la contingencia. Se recordará más del ayer que del hoy. La edad que nos embarga nos permite sobradamente hurgar en el baúl de medio siglo.
Don René recuerda sus años de estudiante y de joven Profesor de la escuela de Estación Villa Alegre. Además fue alumno del Dr. Matías Rafide Le acotamos que Rafide fue nuestro profesor de Literatura Chilena en la U. de Chile. Recuerda un instante trágico de cuando Rafide, en plena clase, fue informado de la muerte de su esposa, a causa de una afección, en Egipto, lo dramático del momento y de cómo, de alguna forma, se quiso apoyarlo. Pero don René revela algo no menor: es profesor de Historia, lo cual se evidencia en sus artículos. Hoy, jubilado, está en tratamiento para superar una afección, de la que no dudamos, saldrá adelante. Pero ello no impide su buen humor.
Don Alfonso Astete recuerda, ante nuestra observación, a su hermano Arturo Astete, Capitán de Ejercido, fallecido en plena juventud en 1972 y a quien sus compañeros llamaban “el príncipe feliz”, por su especial forma de enfrentar la vida. Su recuerdo marcó a esa lejana generación de oficiales y numerosos artículos evocaron ese luctuoso episodio Está sepultado en el Mausoleo del Ejercitito del Cementerio General de Santiago.
Evocaciones, anécdotas, personajes olvidados, se sientan junto a nosotros en la mesa de calle Max Jara de don René. Algún chascarro oportuno suelta risas espontáneas.
Se discurre en amable plática y se enhebran cosas del ayer y también del hoy.
Pero anochece y con Alexis tenemos otro objetivo: fotografiar el cielo estrellado de Rabones. Acordamos otra “tertulia” con invitación de don Alfonso. Nos despedimos con abrazos de afecto. Emprendimos rumbo a la precordillera. El cielo hierve de estrellas en esa noche de enero, de atmosfera limpia y transparente. Alexis fotografía la Vía Láctea, las Cruz del Sur, las Tres Marías. De niño, en nuestras largas vacaciones de verano, nos quedábamos absortos en ese firmamento amplio y qué decir de las noches de luna. Espectáculo único y bello, hermoso e inefable que nos obsequia la naturaleza.
Pero al partir, nuestro vehículo ha pinchado un neumático. Una hora de esfuerzos nos permite cambiar la rueda. Pasada la medianoche llegamos a Villa Alegre.
Tertulia con amigos, con las estrellas, con la noche de verano, con los recuerdos.
Sin duda inolvidable.

JAIME GONZALEZ COLVILLE
Academia Chilena de la Historia
Prensa El Heraldo | Imprimir | 395
Publicidad 13
Publicidad 30