jueves 20 de junio del 2019
Dolar $696,81 | Euro $780,04 | Uf $27.842,16 | Utm $48.741,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 04-01-2019
Tras unos codiciados puntos de subida en las encuestas
Todos estamos conscientes que han sucedido acontecimientos nefastos que, en una sólida democracia, jamás deberían haber sucedido y que traen dolor a las familias de las víctimas, desconfianza de la sociedad a sus autoridades e instituciones importantes, corrupción prácticamente generalizada, y actos de violencias y delincuenciales repudiables como venganza social hacia los representantes más frágiles de aquellas instituciones.
En relación a esto, los invito a conocer lo expresado por la periodista Mirna Schindler, de radio ADN, y publicado el 15 de diciembre de 2018.
“No hay elemento comunicacional que aglutine en forma más eficaz a una sociedad que ya no cree en sus instituciones, que desconfía en las elites políticas, que siente que el crecimiento económico no te toca, razonablemente le teme a ser víctima de la delincuencia, que “promover la cultura del miedo”.
Eso lo supo hacer de manera notable Donald Trump, instalando por ejemplo “la globalización como una gran amenaza para los trabajadores norteamericanos y ahora y más cerca el presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro, en una nación donde el crimen organizado es de tal envergadura que incluso le significó el voto de aquellos que no comulgaban con sus ideas.
En Chile, algo parecido se está incubando. La decisión del gobierno de no firmar el Pacto Migratorio de las Naciones Unidas ha despertado un apoyo mayoritario. ¿Por qué? Porque una importante cantidad de chilenos teme legítimamente a los efectos de la migración.
El problema es otro, es situar los fenómenos en su justo contexto. Si un ex presidente como Eduardo Frei se permite decir que estamos llenos de inmigrantes, cuando no superan el 5% de la población total y que no es posible que ellos tengan más derechos que los chilenos, podemos explicarnos entonces, por qué en las redes sociales hay gente que asegura que los inmigrantes tienen prioridades en los consultorios o para postular a sus hijos a la Junji, cuando la realidad es que no existe ningún servicio donde alguien tenga privilegios por el sólo hecho de ser extranjero, pero el miedo ya está instalado y este gobierno supo leerlo.
La decisión de último minuto de no adherir al pacto parece indudablemente a responder al deseo de ganarse algunos puntitos más en las próximas encuestas que a otras razones de peso, no hay nada en el acuerdo migratorio que vaya en contra de lo que está haciendo esta administración, al revés, si le lee detenidamente, se verá como queda consignado que cada estado decide a quien admite en su territorio reafirmando su soberanía, el objetivo no es incrementar el número de inmigrantes ni mucho menos la inmigración irregular, sin embargo es más fácil alimentar el miedo, quedarse en la casuística, hacer afirmaciones carentes de sustentos y de paso dejar de hablar por un rato del fracaso del comando Jungla y de cuanto peligra el Plan Araucanía” (Fin de citas).
Sin embargo, este acto de no firmar el Pacto Migratorio ha sido considerado como un nuevo papelón internacional del Gobierno de Sebastián Piñera, no sólo rechazaron el Pacto Migratorio de la ONU sin argumentos a pesar de haber sido uno de los propulsores, además, de manera bochornosa, no les informaron a los Parlamentarios que se encontraban en Marruecos que si firmaron el pacto en representación de Chile.
“Vengo recién llegando de Marruecos, del foro Interparlamentario sobre el tema de las migraciones”, dice la diputada del PPD, Andrea Parra, quien al aterrizar este domingo en Santiago se enteró de la decisión del Gobierno de no participar en la cumbre del Pacto Mundial para las Migraciones de la ONU que se iniciará mañana en ese país. Su reacción fue de completa sorpresa, ya que ella, junto a los senadores Manuel José Ossandón (RN) y Ximena Órdenes (IND Pro PPD), conformaron la delegación oficial del Congreso que firmó un acuerdo en el que el parlamento se comprometió a respaldar las acciones propuestas por el organismo multilateral. Todo lo contrario, a lo dicho por La Moneda. “Esto es de lo más sorpresivo, porque resulta bien increíble que Chile se retire de este pacto cuando ha sido un tema muy relevante, sobre todo cuando estamos en pleno proceso de legislar una nueva ley de migraciones. Yo me enteré hoy, cuando recién llegué”, dijo a Emol.
El diario La Tercera, en la página 8, del día 12 de diciembre del año en curso, en relación a este tema, publica un titular: Canciller Ampuero contradice a Ubilla “Pienso que es un derecho humano migrar”, produciéndose otro desencuentro con el subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla -con el cual ya había tenido uno en relación al anuncio del plan retorno humanitario- aludiendo a los dichos del subsecretario del Interior, para argumentar la postura del gobierno para no suscribir el Pacto Mundial para la Migración de la ONU.
La conferencia intergubernamental para adoptar este acto mundial para una Migración Segura, Ordenada y regulada se llevó a cabo en Marrakech, Marruecos, los días 10 y 11 de diciembre de 2018 y que Chile, a pesar de haber auspiciado en julio este acuerdo, se abstuvo de firmarlo, lo que provocó reacciones tanto dentro del gobierno como en varios sectores políticos y organizaciones solidarias con una migración humanitaria.
La embajada del Reino de Marruecos en Chile y el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, organizaron en el marco del VI Encuentro Internacional del Diálogo de Civilizaciones, para hablar sobre el tema “Diálogo y Migración”, el 4 de septiembre de este año, en la Casa Central de la Universidad de Chile, como un evento previo conversatorio a la ratificación de firmas, que se iba a realizar en Marrakech, en diciembre, al cual tuve el honor de ser invitado como expositor, entre otras personalidades nacionales y extranjeras.
Destaco la exposición del Sr Jorge Abraham Rizik Mulet, editor de Revista Sur, quien se refirió a la migración y los medios de comunicación, sobre el tratamiento que han dado los medios de comunicación a través de la prensa desde 1900 a 2018 a las distintas olas migratorias y que han sufrido los mismos problemas, rechazos y malos tratos desde los medios de comunicación y de sectores políticos y sociales en los procesos observados en la migración palestina, la llegada del Winnipeg con los inmigrantes españoles, las migraciones peruanas, colombianas, venezolanas y haitianas.
Reitero que este Acuerdo, respaldado por la ONU, no es vinculante legalmente, es decir, cada país firmante es soberano en esta materia, pero si es moralmente vinculante en el derecho y trato digno que se debe dar a toda persona al migrar, no fue firmado por Chile, a pesar que lo había auspiciado, aprovechándose el gobierno de esta predisposición provocada de rechazo permanente la usa políticamente para subir unos puntos en las encuestas, tras su baja de aprobación debido a su política errática y a los graves acontecimientos de parte de funcionarios de organismos de gobierno, hechos que jamás debieron ni deben ocurrir en un democracia sana.

Carlos Cabezas Gálvez escritor y ensayista


Prensa El Heraldo | Imprimir | 550
Publicidad 13
Publicidad 34