lunes 19 de agosto del 2019
Dolar $710,14 | Euro $791,07 | Uf $27.969,64 | Utm $49.033,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 21-05-2019
Un pequeño libro, Perla Hersthein y los movimientos de Gurdjieff
Hace unos trece años atrás, la Maestra vida se encargó de invitarnos a experimentar un profundo y significativo estado de recipiendarios.
Muchas de las respuestas ofrecidas por el actual sistema social, se percibían vacías, sin mucho sentido, frente a la inquietud que vivenciábamos junto a mi compañera de viaje Claudita respecto a diversas reflexiones relacionados con nuestros proyectos del pasado el presente y el futuro. Al darnos cuenta de que estas inquietudes son tan humanas y “Reales” y que no tenían relación con temas materiales nos permitió desarrollar una Sagrada diáspora en nuestro viaje. Mientras Claudita se iniciaba como practicante de YOGA, me regalaron un pequeño libro, el cual inesperadamente cambiaria mi forma de aproximarme a la búsqueda interior; mediante un lenguaje claro y profundo, nos ofrecería las primeras respuestas y despertó una inquietud aún mayor “Conectar con nuestro Mundo Interno”. El nombre del Libro: “Psicología de la Posible Evolución del Hombre”, escrita por P.D. Ouspenski. A través de cinco conferencias introduce al lector en las principales enseñanzas de G.I. Gurdjieff, Buscador de la verdad, filosofo, místico, músico, maestro de danzas y escritor, el cual, junto a otros buscadores reuniría una centena de Perlas de Conocimiento y Experiencias que le permitirían fundar en la ciudad de Paris el Instituto para el desarrollo Armónico del Hombre. El texto de Ouspenski, comienza presentando diversas definiciones sobre el concepto de Psicología, señalando que desde los comienzos de nuestra civilización ya estaba la búsqueda del Autoconocimiento, a partir de ese lugar, afirma que el eslabón faltante en la posible evolución de la Conciencia del ser humano, es que antes de adquirir nuevas facultades o poderes, debe adquirir facultades o poderes que cree tener, pero que en realidad no posee: Conciencia de Sí, Unidad, Voluntad. Según estas enseñanzas los seres humanos se encuentran en un nivel muy bajo de desarrollo, y lo demuestra nuestras acciones, que en su mayoría son actos realizados desde la mecanicidad, identificación con las emociones negativas, imaginación, entre otros aspectos que dificultan el desarrollo posible.
Todo tiene su momento, ya que muchas de las formulas planteadas, habían sido abordadas por diferentes autores, con diferentes formas y lenguajes, incluyendo las profundas reflexiones transmitidas por mi abuelo Juan Andrades y Germán Mourgues, sin embargo, es necesario “Experimentar” la necesidad REAL de una Vida más Consciente y así las experiencias relatadas deberían ser contrastadas, fruto de la madurez, con nuestras propias experiencias de vida. A partir de ese momento comenzaríamos un viaje a los orígenes, recogiendo diversos fragmentos de esta enseñanza desconocida, a través de nuevos autores, textos y personas con las cuales compartimos las mismas inquietudes, muchas veces bajo longevos árboles que nos ofrecerían su sombra y nos alimentarían con sus frutos. El estudio de la leyenda de Gilgamesh, los textos del antiguo Egipto, los mitos griegos, los escritos de los Padres de la Iglesia, la sabiduría del Sufismo, las practicas descritas en los Yoga Sutra de Patanjali y el encuentro con un sin número de buscadores, nos permitieron descubrir un significativo lugar de silencio, practica y estudio.
Las enseñanzas de Gurdjieff, para abordar sus múltiples dimensiones, proporciona las herramientas necesarias para aquello, incorporando la ejecución de ciertos movimientos, danzas y ejercicios que permitirán aprender un lenguaje que solo desde el cuerpo se puede descifrar, en comunión con el corazón y el intelecto. Estas prácticas en particular, reservadas para grupos específicos de trabajo, nos movilizaron a viajar en búsqueda de quienes habían comenzado el trabajo con anterioridad a nosotros, persiguiendo el claro objetivo de encontrar a un grupo de trabajo real, sincero y apegado a la tradición que mantuviera intacto el corazón inmaculado de la Enseñanza, las Danzas y Movimientos de Gurdjieff.
Fue asi, que en un pequeño café de la ciudad de Buenos Aires, nos dimos cita junto a mi compañera de viaje Claudita, con la Instructora de Movimientos de Gurdjieff, Perla Hersthein. Su relación con los Movimientos comenzó el año 1983, cuando formo parte de los grupos que establecieron Carlos Matchelajovic y Daphne Ripman en Argentina, los cuales mantenían una constante relación con los grupos de Europa y América. Carlos y Daphne enseñaban los Movimientos ellos mismos y también habían formado instructores. Los Movimientos se desarrollaban en una gran sala con un pianista y muchas veces se marcaban los ritmos con un dumbek. Había también grupos de estudio de las ideas de Gurdjieff , lecturas y traducciones, trabajos prácticos de mantenimiento y sesiones de bhavana, nombre que daba Carlos a lo que en otras partes se denomina sitting.
El encuentro de aquel dia, dejaria huellas imborrables, ya que mientras le relatabamos nuestras primeras aproximaciones a las enseñanzas, su mirada transparente y profunda reconocia el entusiasmo de un par de jovenes decidos a continuar profundizando en este camino. Fue en ese momento que surgio la idea del primer seminario de danzas en Chile a su cargo, esa vez se realizo en la Region Metropolitana, logrando reunir a muchos buscadores que se encontraban dispersos en nuestro territorio con el espiritu imantado por esta dimension de las enseñanzas. Pronto comenzariamos a planificar la posibilidad de viajar a Linares y poder transmitir aquí sus enseñanzas.
En una entrevista desarrollada a Perla, podemos encontrar la profundidad de estos movimientos:
¿Qué fue aquello que más te cautivó de los Movimientos?
Lo que atrapó mi atención mas allá de la belleza de los Movimientos en sí mismos, fue el sentimiento de que aquello que importaba era el estado interior, un estado de presencia, que yo podía sentir no solo en mí, sino en los otros que estaban danzando, en la relajación de los rostros, en la precisión de sus gestos. Junto con el movimiento hay un estado de quietud, de auto conciencia que se experimenta al participar.
¿Cómo funcionan, cómo trabajan los Movimientos?
“Los Movimientos trabajan en dos aspectos, tienen una doble acción. Por un lado llevan a mantener una cierta calidad de atención en diferentes partes del cuerpo en una sucesión de actitudes, ritmos y desplazamientos, que nos desconectan de nuestra vieja estructura de "movimiento automático". Y nos abren a una manera totalmente nueva de movernos, pero también de pensar y de sentir. Se crean nuevos puentes entre los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro. Algo ocurre cuando el cuerpo está relajado, la mente tranquila y el corazón en paz. Podemos atraer una atención más alta, una cualidad de energía más fina. Nosotros no creamos estas energías. Existen alrededor de nosotros, en el universo; pero pueden empezar a tocarnos, a pasar a través nuestro.”
Este sábado 24 y domingo 25 de mayo, Perla Herstein, visitará por cuarta vez nuestra comuna para impartir un nuevo Seminario de Danzas y Movimientos, además participará de un coloquio público sobre los Movimientos de Gurdjieff, este sábado 24 de mayo a las 20:00 hrs. en la Casa de Germán Mourgues, ubicada en calle Freire esquina Yerbas Buenas, en el marco del Día del Patrimonio.


Juan Francisco Andrades Pinto (Yahia)
Sociólogo
Magister en Educación
Prof. de Epistemología
Prensa El Heraldo | Imprimir | 533
Publicidad 13
Publicidad 37