viernes 23 de octubre del 2020
Dolar $784,07 | Euro $930,76 | Uf $28.788,59 | Utm $50.372,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 27-09-2020
Rabia: un problema de salud pública aún presente
Publicidad 2
Este 28 de septiembre se conmemora el Día Mundial contra la Rabia, y como Comisión Una Salud del Colegio Médico Veterinario de Chile, no podemos estar ajenos ante una enfermedad que constituye un importante problema de salud pública, considerando que su letalidad, en la práctica, alcanza un 100%.

La rabia es causada por un virus (virus de la rabia) que afecta a todos los mamíferos, siendo los principales reservorios los cánidos, mustélidos, y quirópteros. Sin embargo, los perros son los principales responsables de la rabia humana a nivel mundial, presentándose entre 50 mil a 70 mil casos anuales. Debido a esto, en los últimos años han aumentado los esfuerzos de coordinación a nivel internacional con el objetivo de eliminar la rabia transmitida por perros de aquí al 2030.

En Chile, la ejecución sistemática de las medidas de control, iniciadas en 1960 a través del Programa Nacional de Control de Rabia, logró eliminar la circulación de la variante canina de este virus, con la consiguiente eliminación de casos humanos de rabia transmitidos por perro en el país. En este escenario, Chile se declara “libre de rabia canina” en el año 2010, donde es necesario reconocer el gran aporte y esfuerzo realizado por médicos veterinarios que trabajan directamente en el control de la enfermedad, tanto a nivel de Seremis de Salud, Instituto de Salud Pública, Servicio Agrícola y Ganadero y Municipios. Sin embargo, en el país se mantiene la circulación endémica de variantes virales asociadas a murciélagos insectívoros y, de forma aislada y esporádica, se detectan casos de rabia en otras especies, particularmente en gatos y perros, produciéndose incluso en humanos, siendo el último de estos casos el ocurrido el año 2013, quien se convirtió en la séptima persona en el mundo que sobrevivió a la enfermedad.

En este contexto, los Médicos Veterinarios tenemos un rol clave en la prevención y control de esta zoonosis, principalmente a través de la educación sanitaria ambiental y comunicación de riesgos; vacunación antirrábica y certificación de mascotas (principalmente caninos, felinos y hurones); notificación de casos sospechosos de rabia; notificación de vacunas antirrábicas aplicadas, educación sobre tenencia responsable de mascotas, y colaboración en las acciones de prevención y control que determine la autoridad sanitaria.

Por lo anterior, como Colmevet reforzamos nuestro rol permanente en el cuidado de la salud animal a nivel nacional, educación a la comunidad, y promoción de la salud pública, destacando la importante contribución de nuestra profesión a la sociedad actual.


(Dr. Nicolás Galarce, Director Comisión ‘Una Salud’ del Colegio Médico Veterinario (Colmevet)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 389
Publicidad 21