jueves 09 de julio del 2020 | Santoral Verónica
Dolar $793,88 | Euro $896,53 | Uf $28.688,76 | Utm $50.322,00
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Crónica 30-06-2020
UN RECUERDO DEL “IMPACTO MUSICAL RANCHERO”
Publicidad 2

Durante el reciente fin de semana se difundió una lamentable noticia: el deceso del conocido artista Eliseo Guevara, El Charro de Chile, que en su destacada trayectoria recibió Discos de Oro por producciones como “La calandria” y “El de las botas negras”.

De inmediato recordamos las veces que este cantante de rancheras visitó Linares, junto a otros artistas del Sello “Sol de América”, en el marco de un espectáculo que en la década de 1980 organizamos en la Radio Soberanía y que se llamó “Impacto Musical Ranchero”.

Pero, ¿cómo nació esta iniciativa?. Ocurre que en ese tiempo yo conducía un programa juvenil de mucha audiencia que se llamaba “Súper Onda Musical”, y también otro espacio que se emitía a continuación, y que era totalmente distinto porque además me permitía utilizar un lenguaje mucho más coloquial, tomando en cuenta el rígido esquema que tenía la radiodifusión en aquellos años. Era “México de Ayer y de Hoy”.

En esa época, la Radio cumplía una prioritaria función social con la gente de los sectores rurales.

En una oportunidad llegaron dos muchachitos que me confesaron que su sueño era cantar en la Radio. Los cité para el día siguiente y aparecieron con acordeón y guitarra, realizando una sólida actuación, lo que posteriormente dio paso para que otros artistas de localidades rurales también se decidieran a cantar en vivo y en directo.

Así nacieron artísticamente “Los Halcones de Plata”, “Los Hermanos Morales”, “Los Hermanos Gutiérrez”, Miguelito Zapata y “Los Hermanos Fuentes”, entre otros.

Posteriormente, de los radiocontroladores Manuel Bravo y Marcelino Valdebenito, nació la idea de unirlos a todos y hacer una “gira” por diferentes sectores rurales con un Show que se denominó “Impacto Musical Ranchero”, al que se agregaron artistas más consagrados a nivel local como “Los Hermanos Bravo” y “Los Hermanos Maureira”.

Contratamos a don Mario Tapia, propietario de la micro que cumplía el recorrido a Huapi Alto, quien venía acompañado de Carlitos, un ayudante que era muy divertido y que tenía la particularidad de traer algo “para que los artistas no pasaran frío”. El éxito fue total. Recorrimos muchos lugares y la agenda estaba prácticamente copada todos los días viernes.

En cuanto al personal de la Radio, cada uno cumplía una función. Manolito Bravo, con su clásico maletín, era el encargado de las platas y los contratos. Los radicontroladores Marcelino Valdebenito, Luis Sierra y Guillermo González, responsables de la parte técnica. A mí me correspondía la animación, aunque ocasionalmente también animaron Rodolfo Troncoso y Waldo Guzmán, Y Sergio Román, que era el más serio de todos, en la puerta. No pasaba ni el viento. Una vez, en Santa Elena, no quería dejar ingresar ni siquiera al director de la escuela, que nos había facilitado el recinto.

Tiempo después, Marcelino Valdebenito que tenía contacto con el Sello “Sol de América”, propuso que sería buena idea para el público de Linares traer a los artistas de ese sello discográfico que recorrían todo Chile. Entre ellos Eliseo Guevara, “Los Luceros del Valle”, Ramón Rimac, “Los Hermanos Bustos”, “Los Hermanos Campos” y Roxana Maldonado. Elegimos el Teatro Salesianos, que en la primera función estaba repleto, y como quedó gente afuera, conversamos con el empresario para que realizaran otras presentaciones que también fueron a tablero vuelto.

Es probable que- aunque haya pasado mucho tiempo- la gente aún recuerde con afecto a todos los que fueron protagonistas de un espectáculo sencillo que nació con la finalidad de dar una oportunidad a los artistas locales de llegar a muchos escenarios, y al público de disfrutar de una sana diversión popular.


FOTO: Los Hermanos Bravo, que nacieron artísticamente en Puente Sifón, también fueron protagonistas del recordado “Impacto Musical Ranchero”.

(Miguel Angel Venegas S.)
Prensa El Heraldo | Imprimir | 403
Publicidad 21