CENTENARIO DE LA ESCUELA DE ARTILLERIA DE LINARES

08-06-2021



Continuamos dando a conocer los orígenes de la fundación de la Escuela de Artillería de Linares, desde los primeros afanes de los linarenses, su creación en 1921 y hasta 1930, cuando se consolida en la Provincia y el país. (De nuestro libro inédito, Historia Militar de Linares)

CAPITULO 5

LA LLEGADA DEL PRESIDENTE RAMÓN BARROS LUCO A LA MONEDA
Es probable que la situación se detuviese allí y Retiro jamás hubiese logrado ser la sede de una guarnición militar si, el 23 de diciembre de 1910, no se terciara la banda presidencial don Ramón Barros Luco, cuya vinculación con la Provincia de Linares – y como vecino de Retiro – era antigua y con estrechas relaciones.
Por ello, apenas transcurridos diez días de su gestión, dispuso la venida a Linares del Ministro de Guerra, don Ramón León Luco, acompañado de Jefes del Ejército, para reconocer los terrenos y tomar una decisión, aunque, es innecesario destacar que ya el Mandatario tenía una resolución definida.
La noticia conmovió a Linares, que se jugaba su última carta en esta virtual pugna. El periódico “El Progreso” del 8 de enero de 1911 invitó, con amplios titulares, a todos los habitantes, a recibir al Secretario de Estado y delegación militar, reuniéndose previamente en un meeting en la Plaza de Armas y, desde allí, marchar en columna a la Estación.
La comisión del gobierno – tras visitar los terrenos de Linares, que eran los del Vivero Fiscal, actual ubicación de la Escuela de Artillería – se dirigió a Retiro. No hay duda alguna que el alto funcionario tenía instrucciones precisas del Presidente. Ello fue motivo para que la prensa linarense hiciera mayores presiones en esta situación. “El Progreso” del 8 de enero de 1911 calificando apresuradamente la visita, indicaba que:
“La impresión que le produjo el local (de Retiro) no fue favorable, pues si bien es cierto que el edificio prestaría comodidades a la tropa, en cambio está situado en una aldea que no tiene los medios de vida necesarios para las familias de la oficialidad y la tropa”.
No obstante – y refiriéndose a las instalaciones de Linares - el periódico ya citado, un día antes decía: (El Ministro) “Se manifestó muy bien impresionado de este local y declaró que allí se podría establecer una guarnición modelo”.
Sin duda, como se ha dicho, que las condiciones en favor de Retiro estaban dadas y ya resueltas a nivel presidencial. Las precisó “El Diario Ilustrado” de Santiago quien, en su edición del 11 de enero de 1911 (y cuando aún el Ministro de Guerra estaba en Linares) expresó:
“Según se nos informa, el Gobierno dispondrá que el Regimiento de Caballería Lanceros del General Cruz Nº5 (….) actualmente en Viña del Mar, será trasladado al Membrillo, en el local adquirido últimamente por el gobierno.
“Comandante – precisaba este diario – será nombrado el Teniente Coronel Abelardo Cabrera, que actualmente desempeña el cargo de Agregado Militar en la Legación de Chile en la República Argentina”.
Pero – como siempre ha sucedido en Linares, con las grandes iniciativas – un traspié impidió concretar una maniobra que, seguramente, habría dejado sin efecto o demorado la instalación del Cuartel en Retiro: el dueño de los terrenos de Linares, don Manuel Casanueva, subió, repentinamente, el valor del predio a una suma casi inalcanzable para el municipio y vecinos. El imprevisto no logró ser superado y el Presidente Barros Luco, valiéndose de esta coyuntura, no vaciló en firmar el decreto respectivo, disponiendo la instalación de la Guarnición en la comuna de Retiro. Es más, el propio Mandatario visitó la localidad – sin detenerse en Linares– el 20 de enero de 1911, junto a su esposa, doña Mercedes Valdés Cuevas.


LA GUARNICIÓN MILITAR SE INSTALA EN RETIRO
En definitiva, el Presidente Barros Luco, con su habitual socarronería, cerraba toda posibilidad para que sus planes no se alteraran. De esta forma, cinco días después de viajar él a Retiro, dispuso la venida a esa comuna del Teniente Coronel Francisco Javier Flores, acompañado del Mayor Munizaga Varela, a fin de recibirse del predio adquirido por el Gobierno y traspasarlo al Ejército. En definitiva, la guarnición contaría de unos cien hombres.
La delegación militar que encabezó el Comandante Flores, fue recibida con gran entusiasmo en Retiro. El vecino don Carlos Ramírez Sanz les invitó a un almuerzo en su fundo. Cumplida su misión, la comitiva de uniformados regresó a Santiago.
CREACION DEL GRUPO DE ARTILLERÍA N° 3 GENERAL ALDUNATE
Ahora bien, el Grupo de Artillería N° 3 “General Aldunate”, que en definitiva, como se verá más adelante, sería precursor de la instalación de la Escuela de Artillería en Linares y terminaría integrado a esa Unidad, se organizó mediante lo dispuesto en el Decreto N° 83 del 16 de enero de 1912, en el cual se le otorga nueva estructura a la Artillería con la recepción de recién adquirido material.
Los linarenses no salían de su estupor.


Foto: Presidente Ramón Barros Luco (1910-1915), apenas llegó a la Moneda, dispuso de inmediato la instalación de una Unidad Militar en Retiro, desoyendo las peticiones de los linarenses.



JAIME GONZALEZ COLVILLE
Academia Chilena de la Historia

http://www.diarioelheraldo.cl/noticia/centenario-de-la-escuela-de-artilleria-de-linares-3 | 27-07-2021 08:07:26