viernes 09 de diciembre del 2022
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Editorial 24-11-2022
Prevenir la asfixia por inmersión
Según estadísticas entregadas el 2020 por el Ministerio de Salud más de 300 personas murieron a causa de asfixia por inmersión durante ese año, una cifra alarmante que lo convierte en uno de los peligros más recurrentes del verano.

La asfixia por inmersión -o ahogamiento- sucede cuando un objeto, en este caso el agua de una piscina o playa, obstruye las vías respiratorias no permitiendo la entrada de oxígeno a los pulmones, explica el portal de medicina Medline Plus.

La no entrada de oxígeno al cuerpo por tan solo 4 a 6 minutos puede provocar daño cerebral de por vida y hasta la muerte, consigna la web.

De acuerdo a cifras entregadas por la Organización Mundial de la Salud el 2021 el ahogamiento es la tercera causa de muerte en el mundo. Los expertos indican que los accidentes más comunes en verano se asocian a caídas y ahogamientos en niños menores de 5 años.


Los lugares más comunes donde suceden estos accidentes son las piscinas de las casas, las piscinas públicas, las tinas de baño y el mar, asegura el profesional.

“Prevenir es mejor que curar” dice el dicho por lo que existen algunas recomendaciones para cuidar de los niños ante estos accidentes, debido a lo cual se aconseja que en el caso de que haya solo un adulto a cargo del cuidado de los niños este debe llevarlos con él si es que hay que atender la puerta -en el caso de las piscinas en el hogar- o si hay que ir a comprar algo -en el caso de las playas-, etc. Es muy importante la supervisión de un adulto en todo momento, ya que los casos de asfixia por inmersión ocurren cuando estos desvían su atención.

Freddy Mora | Imprimir | 229