sábado 03 de diciembre del 2022
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Cultura 22-10-2022
Aromas con historia: Tostaduría La Pérgola de Linares
Texto y fotos: Leo Albornoz

Hablar de la tostaduría "La pérgola" es hablar de la historia reciente de Linares, y es que ya son más de cinco décadas que este emblemático negocio local es parte de la vida y el quehacer local. Fue don Ramiro Rojas Leiva quien comenzó por allá por los 70’ con la tostaduría que en esos años se ubicaba en su casa particular en la Alameda, frente al cuartel de Bomberos.

El comienzo fue a puro pulso. Don Ramiro mandó a fabricar un par de cayanas (vasija tosca que se usa para tostar maíz o trigo). En ellas tostaba diferentes productos como harina (tostada) y café de trigo que luego salía a ofrecer en un triciclo por las calles de la ciudad. Luego vendría un breve paso por el mercado municipal y posteriormente la instalación definitiva en Las pérgolas de calle Maipú, muy cerca de la línea férrea, lugar donde permanece hasta hoy.

Ingresar a este histórico local es como traspasar un portal y encontrarse cara a cara con nuestra identidad campesina-rural. Entre la tenue luz van apareciendo ante nuestros ojos viejos molinos de origen europeo, tostadoras, palas de madera y un sinnúmero de elementos que nos hablan de una historia que de mano de sus actuales administradores, se resiste a morir. Hay mucha magia en este lugar en el que aún se practica un tipo de comercio que se da en comunas con tradición agrícola como Linares. Hasta el local siguen llegando los antiguos clientes que traen desde el campo sus productos para tostar y moler con la modalidad de la maquila. Otros tantos a vender y muchos a comprar ya que hoy la tercera generación se ha encargado de mantener plenamente vigente la tostaduría, manteniendo la atención personalizada que los caracteriza. Los insumos naturales cada vez son más difíciles de encontrar en el comercio convencional, pero en la tostaduría "La Pérgola" no solo permanecen siempre en stock, sino que además, la tercera generación ha sabido adecuarse a los tiempos y ha agregado productos muy apetecidos en la actualidad como chía , linaza, harina de avellanas y otras exquisiteces que en conjunto con garbanzo, chuchoca, café de higo, arvejas , harina tostada etc. hacen de la tostaduría un lugar interesante y con aroma a nostalgia. Aquí se conjuga perfectamente la tradición con la vida actual que tiende a volver a este tipo de alimentación ancestral que es garantía de calidad .

Al frente de este desafío está Darian Alexis Rojas Parada, quien tiene plena conciencia del legado que su abuelo y su padre le heredaron. Es un joven de bajo perfil, pero con la película clara. Con el apoyo fundamental de su esposa Cecilia, permanece enfocado y riguroso en su trabajo, siempre atento y respetuoso, lo cual representa una especie de sello de la tostaduría que le genera mucha cercanía con la clientela.

A sus 36 años, Darian está próximo a enfrentar un nuevo e inevitable desafío: "La Pérgola" y todo el comercio que la rodea deberá irse para siempre de la ubicación actual para dar paso al mejoramiento vial del sector, obras que estarían próximas a comenzar y con ello inevitablemente se perderá un pedazo de nuestra historia, de nuestro patrimonio urbano. Pero, estamos ciertos, la tostaduría volverá a renacer en algún rincón de la ciudad y con seguridad su clientela permanecerá inalterable como en los últimos 50 años, porque hoy como nunca, lugares como éste han recobrado importancia y valoración en una sociedad que poco a poco se ha ido reencontrando con su identidad, con sus sabores y aromas más genuinos y que hoy constituyen un patrimonio por sí mismos.
Freddy Mora | Imprimir | 1148