viernes 18 de junio del 2021
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Agricultura 25-05-2021
Buscan producir contenedores biodegradables para exportación de frutas a partir de residuos agroindustriales


La investigación financiada por el FIC del Gobierno Regional del Maule es liderada por el académico Rodrigo Morales Vera, PhD., de la Facultad Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Católica del Maule y espera aportar al desarrollo de la economía circular y al cuidado del medio ambiente.
Producir contenedores biodegradables con residuos de la agroindustria para el mercado de la exportación de frutas es el objetivo principal del proyecto adjudicado a FIC Maule 2020, “BioClamshells Biodedegradables” del académico e investigador de la Universidad Católica del Maule, Rodrigo Morales Vera, Ph.D.
Según explicó, una de las principales problemáticas medioambientales que se presentan en la actualidad es la alta producción y utilización de plásticos tradicionales, se estima que para el 2050, en el océano se encontraría la misma cantidad de peces que de plásticos, lo que no es un panorama muy alentador.
El Intendente Juan Eduardo Prieto, señaló que “quiero destacar la investigación que está realizando la UCM con recursos del Gobierno Regional, porque es un estudio que viene a aportar en el cuidado del medio ambiente y a aportar al desarrollo de la economía circular. Una de nuestras preocupaciones como Gobierno es desarrollar la innovación en nuestra región y trabajando en la valorización de estos residuos agroindustriales es una manera de conservar nuestro medio ambiente. Por eso quiero felicitar al equipo de investigadores e instarlos a que sigan desarrollando proyectos que aporten en el desarrollo sustentable de nuestra región”.
A esto se suma que el plástico demora más de 500 años en biodegradarse y a nivel mundial, más de 8 millones de toneladas terminan en el mar. En Chile se producen más 1 millón de toneladas por año, con una tasa de reciclaje menos de un 9%”.
Por ello, proponen una valorización de residuos agroindustriales, “Esta propuesta está enfocada en la producción de envases sustentables, pero desde un enfoque de economía circular, valorizando residuos generados en la agroindustria de la región del Maule”, enfatizó el académico.
“Contribuiremos al posicionamiento de los bioplásticos como materiales sustitutos de los plásticos actuales derivados del petróleo, utilizando materia orgánica residual como materia prima para la generación de un bioplástico con características y propiedades fisicoquímicas similares a los plásticos convencionales, pero con ventajas competitiva, su biodegradabilidad y emisiones de carbono”, explicó.
Para ello, se evaluarán los desechos agroindustriales para la producción de BioClamshells Biodedegradables, que sirvan para la producción de contenedores, diseñando y optimizando los procesos de bioconversión de los residuos agroindustriales.
Economía circular
“La industria de la fruta nacional está teniendo inconvenientes para ingresar sus productos a mercados más exigentes, como el europeo o el estadounidense, e incluso en el asiático. Estos mercados consideran que los clamshells, que son estos contenedores donde va la fruta, tengan características específicas de reciclaje o en su defecto, que sean biodegradables. La tasa de reciclaje de estos contenedores es baja, y la mayoría de los países industrializados, tienen desarrollo en sistemas industriales de compostaje, es decir, lugares donde el bioplástico se puede compostar generando enmiendas de suelo ‘compost’ y así todo vuelve al círculo natural de la tierra”
“La innovación que tiene este proyecto es que en Chile no hay productores de plástico biodegradable y, además, la materia prima que se utiliza para los plásticos biodegradables es almidón de maíz. En la actualidad, existe controversia en esta temática, porque entramos en la discusión sobre si vamos a utilizar la capacidad de la tierra para producir maíz que sirva para producir bioplástico o para la alimentación. Desde el punto de vista medioambiental, creo que no es viable utilizar tierras agrícolas para la producción de bioplástico”, indicó el investigador.
“Nosotros proponemos la utilización de residuos de la agroindustria, que también es una problemática medioambiental y económica aquí en la región no menor, existen datos que indican la generación de aproximadamente 27 mil toneladas por temporada de residuo orgánico de este tipo”, agregó.
La iniciativa se desarrollará durante 3 años y busca beneficiar a los consumidores y especialmente las empresas de la industria de packing y exportadoras de frutas, con estos últimos se busca una vinculación directa para que puedan utilizar e innovar en sus líneas productivas con los contenedores biodegradables.

Freddy Mora | Imprimir | 394
Publicidad 1