martes 27 de julio del 2021
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 18-06-2021
CENTENARIO DE LA ESCUELA DE ARTILLERIA DE LINARES

Continuamos dando a conocer los orígenes de la fundación de la Escuela de Artillería de Linares, desde los primeros afanes de los linarenses, su creación en 1921 y hasta 1930, cuando se consolida en la Provincia y el país. (De nuestro libro inédito, Historia Militar de Linares)

CAPITULO 15
LOS TRÁMITES EN SANTIAGO
El 21 de octubre de 1915, a través de un telegrama, la delegación linarense dio cuenta de sus contactos y reuniones en Santiago. Una de las primeras audiencias fue con el Ministro de Guerra y Marina Capitán de Navío Guillermo Soublette, quien les manifestó que estaba proyectado establecer en Linares un Cuerpo de Caballería, pero la carencia de recursos le había impedido cumplir con este propósito:
“Sin embargo – expresaba la comunicación – prometió tener muy en cuenta los patrióticos deseos de los habitantes de Linares al tratarse la discusión del presupuesto del ramo de la Comisión Mixta”.
Posteriormente se reunieron con el Director General de Obras Públicas, quien les aseguró que el alcantarillado sería una de las prioridades en el ejercicio presupuestario de 1916. Les expresó que en las siguientes semanas viajaría una comisión de ingenieros a efectuar los estudios preliminares de esta obra sanitaria, conjuntamente con la ampliación del agua potable.
En todas las gestiones, los comisionados linarenses fueron acompañados por los diputados Luis Pereira Iñiguez y Solano Concha Cienfuegos, además del senador Joaquín Echenique Gandarillas.
Las gestiones y esfuerzos de la ciudadanía de Linares, por lograr las obras ya descritas, atrajo la atención, incluso, de la prensa nacional. El diario El Sur de Concepción, en una amplia nota periodística, destacó que los linarenses para lograr la construcción del Cuartel Militar habían adquirido y donado al estado un predio, resaltando a la vez el espíritu de cohesión y los esfuerzos de esos habitantes en obtener adelantos para su entorno y mejorar sus condiciones de vida.
El 29 de octubre la delegación de Linares se reunió con los vecinos en los salones del municipio y dio cuenta de su gestión. Se abría una gran esperanza para todos.

LOS ESFUERZOS SIGUEN SIN TREGUA NI PAUSA
Confusas noticias sobre traslado de unidades militares
Las diligencias y afanes de los linarenses, pronto llevaron inquietud a otras ciudades tanto de la región como del país, que ya contaban con guarnición militar y que, a raíz de las presiones locales, algunas de éstas podrían trasladarse eventualmente a Linares.
Una de ellas fue el caso del Regimiento de Artillería Tucapel de Temuco, el cual se comentó podría destinarse a esta ciudad, para satisfacer las exigencias de la provincia.
“Parece ser - decía una crónica periodística- que se trata de complacer a los linarenses que desde antiguo abrigan aquella ambición y que para fundar su empeño han dicho que estarían dispuestos a edificar a sus expensas un cuartel y ofrecer al Gobierno todo tipo de facilidades. La proposición no deja de ser halagadora a primera vista. Sin embargo el Ministerio debe mirar antes de tomar ningún aspecto respecto de ella, si es más conveniente desde el punto de vista militar que aquella unidad esté en Linares o que siga en Temuco, que es un centro de mayor importancia”.

En estos afanes transcurrió 1915. El 1 de marzo de 1916, a las cuatro de la tarde, el Comité Pro Cuartel Militar se reunió por primera vez en el nuevo año, cursando invitación al Intendente del Gobierno de Sanfuentes don Domingo Antonio Solar, a quien se informó de la intención de esa convocatoria y de los avances en la consecución del objetivo propuesto.
La autoridad de gobierno encontró loable y dio su apoyo a lo planteado, a la vez que sugirió, como una manera de agilizar las diligencias, solicitar al Comandante General de Armas de Talca, Coronel Luis Contreras S, el envío de un oficial para inspeccionar los locales que pudieren ser aptos para el fin propuesto. Además informó que el Ministro del Interior don Maximiliano Ibáñez vendría a su fundo en fecha próxima y le expondría los antecedentes en relación a este proyecto, para obtener su apoyo.
Las intensas gestiones – no exentas de presiones y a veces insistentes telegramas y cartas – parecieron dar frutos en favor de los linarenses. De esta forma, con fecha 14 de abril de 1916, el Alcalde en ejercicio Luis Mariano Valenzuela envió una nota a los parlamentarios Luis Pereira Iñiguez y Solano Concha Cienfuegos, la que decía textualmente:
“Por comunicación de fecha reciente, el senador de la Provincia señor Echenique, ha tenido a bien participarnos la forma en que quedó aprobada la partida del Presupuesto respecto de construcciones militares.
Con el mantenimiento de este ítem estimamos que podrían reanudarse las gestiones para que el Supremo Gobierno destinara una parte de esos fondos a continuar los trabajos de nuestro Cuartel. Aquí cabe recordar también, el interés manifestado por el ex Ministro de Guerra señor Soublette, que prometió a la Junta de Alcaldes de Linares hacer cuanto fuera posible para que en el presente año se prosiguiera la continuación de esa importante obra que con toda justicia era reclamada como una de las más necesarias.
Autorizadas opiniones, ha circunscrito su labor para conseguir el traslado a Linares del Grupo de Artillería “General Aldunate”, acantonado en Membrillo.
Sin embargo, se asegura que el Gobierno habría acordado últimamente llevar esta unidad a Concepción, disponiendo además el desarme de los galpones existentes en Membrillo.
Formulando los mejores votos por el éxito de las gestiones que nos permitimos encomendar a Ud., dígnese aceptar las consideraciones de alto aprecio con que le distinguen sus afmos. y S. S. S. Luis M Valenzuela Alcalde. Luis M. Uribe B., Secretario”

Es esta la primera vez que los linarenses se inclinan por un arma específica del Ejército, en este caso la Artillería. Hasta este instante, como se ha visto, las opiniones y sugerencias han ido desde el traslado de una unidad cualquiera, hasta instalar un Cuerpo de Caballería. La definición del Grupo de Artillería Aldunate ya marca una preferencia que se hará cada vez más fuerte en la identidad local.
Cuatro días más tarde el Senador Joaquín Echenique – quien era integrante del Comité Pro Cuartel Militar - dio respuesta al Alcalde Luis Manuel Valenzuela, manifestándole que tomaría contacto con las autoridades de gobierno y militares y, apenas tuviese novedades, las comunicaría al municipio.
A mediados de ese mes de abril se difundió a nivel oficial de Linares, la posible venida a la provincia del Presidente Juan Luis Sanfuentes. De inmediato el Intendente Domingo A. Solar invitó a las diversas instancias públicas a una reunión en la Intendencia para el 18 de abril a fin de cambiar ideas respecto de una posible visita”.
Uno de los principales acuerdos fue concurrir hasta Camarico para invitar formalmente al Primer Mandatario a visitar Linares, para lo cual se comisionó a los señores Francisco Ferrada y Carlos Álamos por los liberales democráticos, Juan
E. Cuéllar y don Ladislao Valenzuela por los nacionales, Miguel Ferrada por los conservadores, Feliciano Tapia o Armeliano Bobadilla por los doctrinarios, don Rejinio del Villar por los demócratas. Por los radicales se encargó a don Pablo Fabres para que se acercara a don Emilio Toledo a fin de informarle de la petición de integrar esta comisión.
Para preparar la recepción, festejos y homenajes al Presidente, se dio la misión a los señores Humberto Valenzuela, quien sería Tesorero, además de Francisco U. Zarate, Ruperto Casanueva, Armeliano Bobadilla, Manuel Gatti, Miguel Ferrada y Manuel Isidoro Cruz.
Los asistentes a la reunión hicieron aportes de inmediato, juntando una suma aproximada a los dos mil quinientos pesos.
Se resolvió invitar a participar de esta actividad – y colaborar con ella – a vecinos connotados de Yerbas Buenas y Longavì.
Tres puntos fundamentales se resolvió plantear como prioritarios al Presidente: El Alcantarillado, el Cuartel Militar y el canal de regadío.
Pero, mientras se decidía la visita presidencial, el Alcalde Luis Manuel Valenzuela, cumplió con uno de los mandatos del comité Pro Cuartel Militar y en la tarde del 20 de abril se dirigió a Talca para entrevistarse con el Comandante General de Armas de esa ciudad, Coronel Luis Contreras Sotomayor y el ingeniero agrónomo Antonio Court. En el primer caso, se solicitaría la asesoría del oficial para determinar el mejor inmueble – de los que estaban en consideración – para la instalación de la Unidad Militar próxima a ser destinada. En lo referido al profesional del agro, se requerirían sus servicios para levantar un croquis de la Plaza de Armas en reconstrucción, especialmente en lo referido a los prados, elección de semillas y árboles a elegirse para ese paseo público.
El Coronel Contreras Sotomayor accedió a lo solicitado por la autoridad linarense y el 24 de abril llegó a la ciudad para recorrer los posibles lugares donde se instalaría el Cuerpo de Ejército y evaluar sus ventajas y posibilidades.
En la Estación era esperado por el Intendente de la Provincia, los integrantes del Comité Pro Cuartel Militar, dirigiéndose de inmediato a visitar las inmuebles y terrenos en cuestión, de los cuales, el más indicado a juicio de la autoridad castrense, fue el del Vivero Fiscal.
Manifestó luego a los miembros del Comité que, una gestión adecuada era trasladarse a Santiago y solicitar en las instancias pertinentes, el que se destinara a Linares al Grupo de Artillería General Aldunate, actualmente en Retiro.
Enfatizó el Coronel Contreras que los trabajos del Vivero, para habilitar galpones, podían quedar concluidos en dos meses a lo sumo, los cuales eran factibles de ejecutar con los efectivos del Grupo Aldunate, manifestando su optimismo que, por las diligencias y empeño demostrado, era previsible que Linares lograra su objetivo.
En la tarde, las autoridades y miembros del comité Pro Cuartel Militar, ofrecieron un almuerzo al Coronel Contreras, quien regresó en el tren de la noche a Talca.


Foto: Primeros cimientos del Cuartel Militar de Linares



JAIME GONZALEZ COLVILLE
Academia Chilena de la Historia
Freddy Mora | Imprimir | 694
Publicidad 6