viernes 14 de mayo del 2021
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 29-04-2021
LA ELECCIÓN MÁS IMPORTANTE

El fin de semana del 15 y 16 de mayo viviremos la elección más importante en décadas y definitivamente, la más trascendente desde que recuperamos la democracia. Además de alcaldes y concejales votaremos de forma inédita por Gobernadores Regionales y por Convencionales Constituyentes. Y es que en menos de dos años recorrimos un intenso proceso social, marcado principalmente por el estallido y la pandemia que derivaron en una potente crisis sanitaria y económica de la que el gobierno –teniendo diversas herramientas— no ha podido hacerse cargo, lo que ha terminado exacerbando de forma brutal nuestras vulnerabilidades y desigualdades sociales.

Y en ese contexto, las elecciones que se avecinan son hijas directas de nuestros tiempos. Votaremos por Constituyentes porque redactar de forma democrática y paritaria la nueva Constitución es la salida institucional que encontramos como sociedad, para responder a las demandas de esa mayoría de la población que creemos que nuestro contrato social está obsoleto. La misma mayoría que a fines del año pasado respaldó abrumadoramente el Apruebo y elegir a la totalidad de los integrantes de la Convención Constitucional.

Estas elecciones nos encuentran en un difícil escenario sanitario que exige al gobierno, al SERVEL y –en lo que le corresponda— a la oposición, la responsabilidad histórica de cumplir con el mandato popular. Deben garantizar elecciones con la mayor participación posible e implementar todas las medias que permitan a la ciudadanía llegar a las urnas con seguridad para ejercer su derecho democrático.

Para cumplir con lo anterior, es fundamental intensificar una campaña de información que ponga énfasis en qué se está votando y en la importancia que esta elección implica. Pero no sólo eso, también se deben relevar los dos días de votación y el formato y horario en que se realizará. Además, deben estar claros los requerimientos sanitarios que los votantes deberán cumplir y las medidas que serán adoptadas durante el proceso eleccionario y en los lugares de votación.

Se debe hacer un esfuerzo mayor para que durante los días de la elección existan medios gratuitos y seguros de movilización para quienes lo necesiten. En casos como el Maule Sur, con un alto número de personas que vive en zonas rurales y retiradas de los centros de votación, se debe hacer un esfuerzo extra en materia de transporte para garantizar que puedan ejercer su derecho constitucional a sufragar.

Otro tema relevante que se ha discutido poco, pero debe ser considerado, es la logística en los locales de votación. El sufragio debe ser lo más expedito posible, evitando las largas colas y aglomeraciones que se registraron durante el Plebiscito del año pasado. Extender las esperas a las afueras de los locales de votación, sobre todo en otoño, puede desmotivar la participación de los votantes.


Finalmente, esta debe ser una elección transparente, de cara a la ciudadanía, en la que exista el resguardo necesario de las urnas durante la noche de sábado a domingo, información permanente sobre el desarrollo del proceso y una pronta entrega de los resultados. En época de descrédito necesitamos, más que nunca, seguir confiando el mayor símbolo de la democracia, el ejercicio del voto.

Incluso en los momentos oscuros que nos toca vivir, la democracia no puede detenerse, el voto representa la esperanza de poder decidir el futuro que queremos y nos permite elegir a quienes más nos representarán para construir el país que soñamos.

Ricardo Montero Allende,
Abogado
Freddy Mora | Imprimir | 308