lunes 15 de abril del 2024 | Santoral Crecente
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 02-04-2024
Ley que facilita la construcción de embalses
Luis Jorquera,
Asesor del Consejo de Políticas de Infraestructura
Consejero en el Cosoc de la CNR

En medio de la discusión sobre qué líneas de acción inmediata se pueden implementar para enfrentar la crisis hídrica en Chile, la construcción de embalses ha sido insistentemente recomendada.
Los embalses pequeños y medianos son una importante opción en las principales cuencas -desde el valle del Aconcagua hacia las regiones del sur- para aprovechar las precipitaciones que, sin nuevas obras de acumulación, se vierten en el mar.
Hasta ahora se han emplazado proyectos de mayor tamaño en el país: ya se han utilizado las mejores localizaciones geográficas, su construcción requiere plazos amplios y las múltiples autorizaciones han aumentado y se han complejizado en el tiempo. En esa línea, consideramos que estas iniciativas no aportan soluciones ante la urgencia.
En cambio, las infraestructuras de tamaño mediano y pequeño permiten encontrar lugares para su ubicación sirviendo territorios menos extensos, se afecta a asentamientos humanos de menor alcance, los financiamientos son modulares y poseen impactos ambientales más bajos.
El sector privado durante este periodo de megasequía se ha atrevido a construir pequeñas obras -de menos de dos millones de metros cúbicos- con financiamiento propio y un trámite y autorización que permite emplazarlos en un periodo de alrededor de tres años. No obstante, los impulsores de estas iniciativas no tienen facilidades especiales, apoyo estatal y enfrentan tramitaciones complicadas.
Por eso, el proyecto de ley que facilita la construcción de embalses de uso agrícola -de 5.000 a 250.000 metros cúbicos y de 5 a 15 metros la altura máxima de la presa-, es una buena iniciativa, con la condición de no obstruir cauces naturales y de que tengan niveles de seguridad ante sismos.
Es necesario reformular la política de construcción de embalses. Vemos con preocupación que la tramitación de los cinco proyectos anunciados por el Gobierno se enfrentan a la “permisología”, con plazos y autorizaciones que dilatan cualquier solución.
Por otra parte, se ha anunciado que habrá concursos en el marco de la Ley de Fomento de Embalses de hasta 1,5 millones de m3, pero aún no se han publicado las condiciones y los fondos destinados a ese programa. Hay que recordar que estas inversiones son productivas y de beneficio social. Pueden lograr parte de su financiamiento en el mercado y en el mediano plazo tienden a un equilibrio fiscal.
En este contexto, la adaptación al cambio climático y la consecuente y prolongada sequía en los territorios, requiere de una nueva formulación de las políticas y de que el programa de construcción de infraestructura sea efectivo en miras a resolver las urgencias.
Freddy Mora | Imprimir | 201