sábado 18 de mayo del 2024
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Editorial 20-09-2023
Para todos brille la lumbre entre tanta oscuridad…
(Marcelo Sepúlveda, profesor de Retiro)


Después de nada, tras el horizonte, allí donde las primicias de la primavera anuncian colores intensos en un verde germinal imponente, cuando las semillas despuntan sus hojas hacia el sol, cuando amarse debe ser una costumbre fundacional, cuando todo ser vivo requiere nuestra atención, resguardo y preocupación, cuando la luna anuncia cuatro semanas exactas sin lugar a equivocación en su viaje satelital; mientras el orbe, transita a destinos confusos e inesperados; entonces, guardemos la envidia, escondamos los secretos antepasados para inaugurar un nuevo tiempo, una nueva época, el tiempo macerado en segundos fugaces a escape traicionero.
Nos hermanamos en un sinfín de posibilidades, somos parte de una secuencia literal en promisorio futuro, destinando valor y fortaleza ante cada tropiezo que nos presenta la convivencia social; debemos descubrir senderos erráticos que no descansen a la luz de las velas; por tanto, es necesario transcurrir la esencia humana como virtud suprema en el calendario del conteo particular de cada día.
A veces, las luces de la calle no alumbran, el mendigo no es atendido, el niño huérfanos cabalga en el descrédito de la inhumanidad, una porción de ser discriminado y desechado a la luz del candelero que nunca se extingue; allí, la tortura perversa de la sin razón amenaza el sendero preciso de unos atados a otros en una comunidad de hermanos.
Nace la luz, destellos al norte anuncian cerrazón, el carisma del santo varón o la dama estoica anuncian difícil porvenir. Estamos atados a normas indefinidas, no podemos acertar ante variables dispersas, transitamos desde la locura a la quietud manifiesta, respiramos el mismo aire, escuchamos el mismo cantar de las aves; pero, la hermandad no atina a construir un espacio habitable y en progreso.
Estamos en deuda con nuestro planeta, necesitamos una sumatoria de equilibrios, atender a la diversidad, a escuchar el despertar de la noche, brillar, cual luciérnaga, junto al estero escondido; a nombrar la trascendencia como posibilidad vital, a escuchar la amenaza del tiempo por venir como un novedoso desafío.
Después de entonces, brillará la oscuridad más tétrica, el niño pequeño se asusta, la mano cariñosa de la madre acoge con ternura, pero el trémulo sentir de la fiera arremolina cada acontecimiento: Descansamos cuando todo esté concluido y si cada destino se entrecruza con el de otros para formar una cadena de oportunidades que ningún privilegio pueda menospreciar.
Vuele el tránsito del cóndor majestuoso entre las cuencas y desfiladeros cordilleranos; somos paciencia, armonía y densidad, piedra preciosa, océano y callejones submarinos; una porción de hombre que amerita cada desconsuelo: Para todos brille la lumbre entre tanta oscuridad…

Freddy Mora | Imprimir | 405