domingo 16 de junio del 2024
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 16-09-2023
Septiembre, Mes de la Patria Hermanos Campos Chispa y picardía de la cueca


(Manuel Quevedo Méndez)

Los hermanos Eleodoro y Marcial Campos oriundos de Longaví, provincia de Linares, Región del Maule, hijos del cantor, payador y acordeonista Vicente Campos y la poeta popular Verónica Sepúlveda.
En 1935, Marcial se unió por primera vez a Eleodoro, quien, con tan sólo diez años, ya se presentaba en restaurantes de Parral. Luego, en 1936, tras difundirse el rumor de los niños músicos, el alcalde de Longaví los contrató para animar un sábado de esparcimiento. Las ganancias, comparativamente mucho mayores a sus ingresos como temporeros, llevaron a la consolidación de la sociedad musical. Continuaron tocando en los trenes y locales en Longaví, Parral, Linares y Talca.

No sería sino hasta 1940 cuando Los Hermanos Campos datarían el inicio oficial del dúo. En ese entonces, viajan a Santiago, donde se presentaban en el restaurante "El Portón" en la calle San Diego y en el aire libre de la Quinta Normal. Gracias al disc-jockey folclórico Tito Arancibia (Radio del Pacífico), el dúo comenzó a actuar en los programas en directo.
En 1943, actuaban en la boite Zeppelin en calle Estado, junto a la orquesta de Osvaldo Larrea. El éxito los llevó a ingresar por vez primera a un estudio de grabación. Los productores de RCA Víctor los envían al Conservatorio Nacional a estudiar técnicas vocales.
En 1947 compartían escenario con algunos de los músicos más importantes de la canción popular como Arturo Gatica, los Parra y Raúl Gardy.

Por aquella época Marcial conoció a la emergente cantante adolescente Guadalupe del Carmen, con quien contraería matrimonio ese mismo año. Debido a este hecho, los hermanos Campos comenzaron a acercarse a la música mexicana, al acompañar a Guadalupe en su repertorio. Desde fines de la década de los 40, el dúo comenzó a recorrer Chile de Arica a Punta Arenas junto a Guadalupe del Carmen.
A partir de la década de los 50, el dúo comenzó a escribir sus primeras cuecas originales, tales como "Los mineros de Lota", "La cueca de Longaví", "El bolsero", "La cueca del beso", "La cueca del amor" y "El huaso enamorado".
Freddy Mora | Imprimir | 850