viernes 09 de diciembre del 2022
El Diario del Maule Sur
FUNDADO EL 29 DE AGOSTO DE 1937
Hoy
Opinión 25-11-2022
Universidades y el uso de los espacios públicos

Rodrigo Valenzuela Jerez, Director de Escuela de Arquitectura UDLA
Julio Suárez Homazábal, Coordinador Proceso de Titulación UDLA


Tradicionalmente, la calle se ha entendido como el lugar de confluencia de las comunidades. El espacio para discutir y encontrarse cara a cara. Un espacio donde se fomenta el intercambio de ideas y también la empatía por las y los vecinos.

Sin embargo, en los últimos años el espacio público se ha convertido en un lugar amenazante. Este fenómeno ha ocurrido por múltiples motivos: el impacto que tuvo en el espacio urbano la crisis social y política, el aislamiento físico y social producido por la pandemia o el aumento de la sensación de inseguridad en la población producto de la delincuencia. Cuando la ciudad se convierte en una amenaza, provoca que la ciudadanía abandone los espacios urbanos. Así, comienza un círculo vicioso, ya que este abandono sólo consigue intensificar estas problemáticas. Sumado a esto, las redes sociales que se han transformado en un nuevo espacio de conexión, muchas veces han tenido un efecto contrario, fomentado la polarización y el encierro.

Por estos motivos, se hace cada vez más urgente pensar en nuevas formas de utilización de calles, plazas y de la ciudad en general. Esta inquietud puede encontrar hoy un ejemplo concreto en el barrio Músicos del Mundo de la comuna de San Joaquín, en la ciudad de Santiago.

Desde el año 2019, en este lugar se han llevado a cabo intervenciones artísticas que han permitido un encuentro entre academia y la comunidad. Mediante un trabajo sostenido con los grupos sociales más activos, al alero del programa de Intervención Comunitaria de la Universidad de las Américas, se ha realizado un ejercicio sostenido para extender las posibilidades de utilización de los espacios públicos del barrio. En esta línea, en 2019 el músico y artista Sebastián Jatz, realizó “Recuerdo tu nombre”; un homenaje a las 22 calles que componen el barrio y llevan el nombre de distintos compositores desde el siglo XI al siglo XX, y para lo cual en diversas esquinas se instalaron orquestas y músicos clásicos que actuaron en escenarios construidos por estudiantes. Luego, en el mes de junio de 2022, el festival de Arquitectura “Fantasías en la Incertidumbre” fue el primer evento que permitió volver a reunir a la comunidad luego del confinamiento del Covid-19, por lo que se realizaron performances, obras de títeres y de teatro, y museos al aire libre.

Este sábado 26 de noviembre, diez estudiantes de Arquitectura de la Universidad de las Américas realizarán un carnaval de un día que nuevamente tiene por objetivo reencontrar a la comunidad y activar el espacio público. Ese día se cortará el tránsito de la calle Sebastian Bach, vía principal del sector, para el montaje de un espacio temporal de teatro, danza, música y performance. Todo con la participación activa del vecindario.

Creemos que el trabajo consistente y responsable en el tiempo nos puede permitir entregar nuevas herramientas de encuentro entre vecinos, abrir espacios y producir instancias excepcionales, como transformar las calles de nuestra ciudad como un medio para promover ideas y acercar diferencias. De esta manera, podremos promover comunidades activas y partícipes de sus propias historias.

Desde las universidades podemos aportar proponiendo alternativas novedosas antes que solo remediar problemas, entendiendo que el rol de las y los estudiantes es participar en las transformaciones sociales y ambientales de nuestras ciudades, para lo cual amerita pensar conjuntamente nuevos usos colectivos para nuestros espacio públicos, calles, plazas y parques.



Freddy Mora | Imprimir | 181